Jueves 27 de enero de 2022, Cd. Victoria, Tamaulipas

¿Habrá segundo ‘Monrealazo’?

Monreal se ha ido desmarcando del presidente López Obrador y puede encabezar una coalición fuera de Morena, señala Darío Celis en su columna de fin de semana.

ERA LA NOCHE del 5 de julio de 1998 cuando Ricardo Monreal Ávila, de 37 años, escuchó de Andrés Manuel López Obrador, entonces presidente del PRD, el reconocimiento de su triunfo: “¡Felicidades, gobernador!”

Zacatecas se convertía en la segunda entidad que gobernaba el partido del sol azteca después del DF, gracias a la renuncia del diputado federal al PRI, junto con otros cinco mil priistas zacatecanos, luego de que su partido eligiera a José Olvera como candidato de unidad a gobernador, lo que se popularizó como el “monrealazo”.

En 2017, Monreal peleó hasta el final y apechugó con irse por tercera vez al Senado, luego de que Claudia Sheinbaum ganara la encuesta para la candidatura de Morena para la Jefatura de Gobierno de la CdMx.

En julio de 2021 no pasó desapercibido que el zacatecano fuera excluido por el Presidente entre los seis nombres de quienes podrían ser su relevo. Y sigue sin ser mencionado.

A diferencia de Marcelo Ebrard y Sheinbaum, para quienes sería contraproducente a sus aspiraciones, Monreal se ha ido desmarcando de López Obrador: expresó su respaldo a la UNAM cuando arreciaban las críticas presidenciales, abrió la posibilidad de negociar la reforma energética y se ha manifestado en contra de las encuestas para elegir candidatos en Morena, reiterando que estará en la boleta en 2024.

Las confrontaciones de grupos de Morena adversos a Monreal han ido en aumento, incluyendo golpes bajos a su vida personal. Pero lo que se veía como fuego amigo escaló cuando la Fiscalía de Veracruz detuvo a fines de diciembre a José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política en el Senado, por su probable participación en el homicidio de René Tovar, candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones, ocurrido en junio de 2021.

De inmediato Monreal denunció lo que consideró una injusticia y abuso contra su colaborador por el gobierno de Cuitláhuac García, afín a Rocío Nahle, paisana de Monreal, pero a quien ven con aspiraciones de gobernar Veracruz. A la defensa de Del Río Virgen, se sumó su correligionario, el senador Dante Delgado, exgobernador del estado.

No es la primera vez que Monreal tiene que lidiar con asuntos penales en su vida política.

En enero de 1999, el Ejército aseguró más de 14 toneladas de mariguana en una bodega propiedad de Cándido Monreal, uno de los 13 hermanos de Ricardo, quien aclaró que la bodega de su hermano se encontraba en desuso, lo cual habrían aprovechado los Zetas para ocultar la droga.

En abril de 2013, la PGR y el Cisen detuvieron a tres personas, quienes presuntamente iban a atentar contra Ricardo y David Monreal, entonces diputado federal por MC y senador por el PT respectivamente. Los Monreal no presentaron denuncia.

En julio de 2015 en el aeropuerto de Tapachula fueron detenidas con un millón de pesos en su equipaje tres mujeres que fueron identificadas como parte del equipo del entonces jefe delegacional electo de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, quien se encontraba en dicha ciudad fronteriza.

Monreal rechazó que fueran parte de su equipo, aunque admitió conocer a una de las detenidas, Bennelly Jocabeth Hernández Ruedas, quien a la postre se incorporó como directora de Desarrollo Social de la demarcación y que hoy es diputada federal de Morena por el distrito 1 de Fresnillo.

En la clase política hay dos personajes que se ven fuera de Morena si la candidata es Sheinbaum: Ebrard y Monreal. Cualquiera de los dos podría encabezar a una coalición opositora, escasa de cuadros, y donde MC ya adelantó que va con candidato propio.

Eso no será este año, pero la carrera se adelantó y los riesgos de que se caigan aspiraciones aumentan. También está claro que, si no es la Jefa de Gobierno de la CdMx, López Obrador no ve como opción B ni C a Monreal.

Y ahí será cuando el zacatecano evalúe si vuelve a apechugar o tiene el suficiente capital para dar un segundo “monrealazo”.

EL EMPRESARIO ENCARGADO del ambicioso Corredor Transístmico del gobierno de la 4T, Rafael Marín Mollinedo, tiene aspiraciones de ser el próximo gobernador de Quintana Roo, mismas que le habrían sido ya comunicadas a su amigo y presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. En Palacio Nacional escucharon la solicitud del dueño de la comercializadora de frutas Tabana Banana y pidieron revisar a la dirigencia de Morena la posibilidad de hacer un ajuste de candidatos. No obstante, el cambio de perfil morenista en el Caribe desencadenaría una carambola al menos de dos bandas, pues nombrar a un hombre en esa candidatura obligaría a hacer también cambios en las candidaturas de Oaxaca, Durango e Hidalgo, esto para cumplir con el principio de paridad de género. A todo lo anterior habría que sumarle el correspondiente aviso que sobre el enroque tiene que hacerse al gobernador quintanorroense, Carlos JoaquínGonzález, quien de acuerdo con las encuestas, consideraba ya a Mara Lezama como su sucesora, sobre todo cuando el empresario y actor Roberto Palazuelos se perfila como el abanderado de la alianza PAN-PRD.

LA COMUNIDAD ESTUDIANTIL y académica de 14 universidades públicas y privadas, entre las que se encuentran la UNAM que encabeza Enrique Graue, el IPN que conduce Arturo Reyes y el Tecnológico de Monterrey que capitanea David Garza, se manifestaron esta semana en contra de la toma de instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla, la cual cumplió ya más de seis meses cerrada y custodiada por corporaciones policiacas. Lo curioso del asunto es que, entre la instituciones educativas que manifestaron su apoyo a la UDLAP, se encuentra el Instituto Tecnológico Autónomo de México, mejor conocido como el ITAM, y que lidera Arturo Fernández. Y es que resulta que entre los principales impulsores del cierre del campús universitario se encuentran muchos orgullosos itamitas, empezando por Ana Lucía Hill, secretaria de Gobernación del estado de Puebla; Roberto Gil Zuarth, asesor legal del gobierno poblano, y Armando Ríos Piter, a quien se pretende imponer en la rectoría.

¿QUÉ PARTE DE la orden de frenar el debate sobre la prohibición de las corridas de toros no ha entendido el diputado del Partido Verde, Jesús Sesma? El pseudo ecologista parece ignorar a la Jefa de Gobierno de la CdMx, Claudia Sheinbaum, y al Secretario de Gobierno, Martí Batres, y sus señalamientos de no abrir un nuevo frente en la capital con la insistencia de cerrar una actividad de carácter popular que genera una derrama económica anual de casi siete mil millones de pesos. Sesma no ha dejado de moverse en el Congreso de la ciudad para evitar que su iniciativa se vaya a la congeladora, pese a la clara instrucción de la jefa del clan político al que dice pertenecer.

Darío Celis