Lunes 24 de enero de 2022, Cd. Victoria, Tamaulipas

Del Princess al Avenida, ellos también están hasta la madre

Ciro Gómez Leyva

Esta mañana, ante un ministerio público del fuero común, tendrá lugar una acción que quizá no vuele muy lejos, pero que podría marcar una nueva ruta frente a la frustración y la impotencia.

Empresarios de Acapulco demandarán por 30 millones de pesos a los líderes de la CETEG (Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero), por los daños y perjuicios que, dicen, les ocasionó el bloqueo de 10 horas en la Autopista del Sol el viernes 22 de marzo, pleno inicio de la Semana Santa.

“Nunca lo habíamos hecho”, me dijo ayer Javier Saldívar, presidente de la Canaco de Acapulco. “Queremos que quede el antecedente. Los empresarios en pleno presentamos esta demanda. Y no va a ser un juego. Los únicos que nos pueden pagar el daño son esos líderes vivillos. Veníamos saliendo de un bache por la delincuencia y esta gente bloquea la carretera, no se vale. Estamos muy dolidos”.

Según la Canaco, la afectación directa fue para 72 hoteles del puerto, de todas las categorías: el Camino Real y el Avenida, el Princess y el Real del Monte. El cálculo de daños por cancelaciones y devoluciones ascendía ayer en la tarde a 30 millones de pesos.

“Estamos hartos, hartos”, repite Saldívar. “No podemos seguir siendo rehenes de un grupo de delincuentes, malos maestros, que vienen a lesionar la economía de un destino turístico que significa 70 por ciento de la economía de Guerrero”.

Por lo visto, ellos también están “hasta la madre”. Y ya se dieron cuenta que meramente quejarse y lloriquear solo sirve para perpetuar el estado de las cosas.

Treinta millones de pesos contra líderes magisteriales. Veremos.