América Latina gira a un mundo multipolar, mientras la UE sigue a «la potencia en decadencia», EEUU

La determinación del mandatario colombiano fue celebrada por el politólogo español Juan Carlos Monedero, profesor de ciencia política en la Universidad Complutense de Madrid, quien consideró que con decisiones como esa América Latina muestra su participación autónoma en un mundo multipolar.

En contraste, criticó el pensador ibérico, la Unión Europea se repliega al mandato de Estados Unidos ante conflictos como el que viven Ucrania y Rusia, donde Bruselas ha sido aliada de Washington en sus determinaciones contra Moscú.

«Parece que Europa —y con ella España— se quedan ‘sentadas’ mientras América Latina camina hacia un mundo multipolar y soberano. O la Unión Europea se libra de la tutela norteamericana o va a ser la periferia del mundo», anotó Monedero en su cuenta de Twitter tras recoger la noticia de la decisión de Petro ante el Sáhara Occidental.

Sputnik conversó con el politólogo y participante histórico del partido político Podemos en busca de comprender mejor esta postura de contraste entre la Unión Europea y una América Latina donde proliferan los liderazgos progresistas.

Elementos del ejército estadounidense - Sputnik Mundo, 1920, 08.06.2022

El antecedente de Guaidó, señal de rumbo incierto

 

La Unión Europea reconoció a Juan Guaidó cuando se proclamó presidente encargado de Venezuela en 2019, recordó Monedero, lo que exhibe que la alianza multinacional sigue un rumbo político incierto, al igual que España.

«Donald Trump (entonces presidente de Estados Unidos) les obligó a seguir una senda muy poco virtuosa para los intereses europeos, sobre todo porque es muy evidente el fin de la unipolaridad norteamericana, es muy evidente el renacimiento de otros factores de poder que obligan a construir de manera multilateral el mundo», apunta el especialista.

«Y que Europa se ponga como tarea apuntalar a los Estados Unidos en su decadencia creo que es malo para Europa, por supuesto creo que es malo para España y creo que es malo para el mundo», expresa.