‘La Stampa’ advierte a Zelenski que su plan de «retorno de Crimea» desataría un conflicto mundial

En una columna del periódico La Stampa, el editorialista consideró que una invasión de las fuerzas ucranianas a la península podría desatar una respuesta de Moscú más severa que la desplegada en la región de Donbás, reconocida como independiente por el Kremlin y de mayoría prorrusa.

«Si Zelenski realmente, como él mismo declaró en uno de sus últimos discursos a la nación, decide comenzar un ‘retrono de territorios’ para Crimea, estos seis meses se tornarán apenas una etapa previa antes del infierno», escribió el periodista italiano.

Agregó que el mandatario ucraniano no sería capaz de dar un paso tan desesperado sin previa aprobación de sus aliados occidentales, pues una búsqueda de controlar Crimea podría orillar a Europa y Estados Unidos a envolverse directamente en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Hasta ahora, tanto la Unión Europea como Estados Unidos se han declarado aliados del Gobierno de Zelenski y han aportado apoyo militar y económico valorado en miles de millones de dólares, sin embargo no han participado de manera directa en la confrontación.

Abrir una campaña ucraniana por Crimea sería la liquidación de la poca posibilidad restante de que Kiev y Moscú alcancen un acuerdo regular para alcanzar el cese al fuego en el conflicto, estimó el columinista de La Stampa.

Zelenski aseveró en un mensaje a la nación que se conforma una cúpula internacional para la desocupación rusa de Crimea, sin detallar los pasos de la estrategia.

El vicepresidente del gobierno de Crimea, Gueorgui Murádov, declaró que la intención de arrebatar la península a Rusia puede llevar a Ucrania al colapso, mientras que el diputado local Yuri Gempel consideró a Crimea fuera del alcance de los ultranacionalistas ucranianos por su fortificación adecuada.
Esta proyección de Zelenski no es la primera que critican algunos actores europeos, pues el canciller de Alemania, Olaf Scholz, vio difícil prohibir el visado a rusos para transitar en la llamada zona Schengen, región de Europa que comprende 26 de sus países.
El líder alemán declaró que considera complicado articular una medida como la propuesta por la Administración de Zelenski para contener el tránsito de rusos por el continente, mientras que la vocera de la Comisión Europea, Anita Hipper, sostuvo que Bruselas no tiene las facultades procedimentales para implementar tal política restrictiva de visados.

El jefe de la oficina de la presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, dijo que se debería aislar a los rusos de «el mundo civilizado» y consideró prioritario para la Unión Europea implementar la restricción de visas.