Lentamente, los contagios por COVID-19 vuelven a subir en Europa

Lentamente y de una manera silenciosa, eclipsada la pandemia por la invasión de Ucrania y otros acontecimientos de la política internacional, los contagiospor COVID-19 vuelven a subir en buena parte de los países europeos, aunque en la mayoría son casos que no se corresponden con un aumento de las hospitalizaciones.

En Alemania se han superado por primera vez los mil 600 nuevos contagios cada cien mil habitantes, Italia registró este martes más de 85 mil nuevos casos, en Francia se prevé un pico de 120 mil a 150 mil nuevos casos diarios para finales de marzo y en Austria se han disparado los contagios con el levantamiento de restricciones.

Pero en cambio, salvo el caso alemán, se prevé que las medidas restrictivas vayan desapareciendo.

Y en otras partes del mundo, los casos vinculados a China y otros países de Asia han provocado que la curva global de contagios semanales de COVID-19 vuelva a subir, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El peligro es que se “banalice la pandemia”, que “no ha terminado”, dice el Consejo científico que aconseja al Gobierno francés.

En Austria se disparan los casos tras levantarse las restricciones

Once días después de levantarse en Austria casi todas las restricciones, las infecciones se han disparado hasta batir un nuevo récord de 58 mil 583 contagios en las últimas 24 horas, informaron este miércoles las autoridades sanitarias. La incidencia a siete días ha subido hasta 3 mil 465,6 nuevos casos por cada 100 mil habitantes.

Va en aumento asimismo el número de hospitalizaciones, aunque sigue estando muy por debajo de los registrados en otras oleadas de la pandemia. La curva de la mortalidad también es ascendente, con 28 fallecimientos en las últimas 24 horas y 176 en los siete días pasados.

En Italia el Gobierno continúa con su agenda de eliminar las restricciones por COVID-19

Los casos de coronavirus han aumentado hasta niveles de hace un par de meses en Italia, pero el Gobierno continúa con su agenda de eliminar las restricciones y la obligación del certificado de vacunación a partir del 31 se marzo en diferentes fases.

Según el boletín diario que comunica el Ministerio de Sanidad italiano, este martes se registraron 85 mil 288 nuevos casos y 180 muertos. Italia confía en que este aumento se deba a las bajas temperaturas de las pasadas semanas y constata que la menor agresividad de la variante ómicron y el alto número de Italianos vacunados están manteniendo sin problemas los hospitales.

El primer ministro, Mario Draghi, ha asegurado que el objetivo es “abrir todo lo antes posible” y ha confirmado que el 31 de marzo terminará el estado de emergencia, y con él, la división en zonas de riesgo de las regiones.

Alemania en números récords sí se plantea futuras medidas

Alemania volvió a registrar un nuevo récord consecutivo de incidencia de coronavirus. Las autoridades sanitarias notificaron 262 mil 593 nuevos positivos y 269 muertos en 24 horas, frente a 215 mil 854 y 314 hace una semana, mientras los casos activos se estiman en unos 3 millones 637 mil 200.

En tanto, el Bundestag debate hoy el borrador para modificar la ley para la protección contra enfermedades infecciosas presentado por el gobierno de coalición entre socialdemócratas, verdes y liberales que deberá sustituir la actual base legal que expira el próximo sábado.

Incremento de contagios por COVID-19 en Bélgica

Bélgica experimentó un incremento de los contagios y de las hospitalizaciones en la última semana de 8 mil 75 y 156.4 diarios, respectivamente, informaron este miércoles las autoridades sanitarias. Esas cifras suponen una subida de los casos de COVID-19 del 30 por ciento desde el 6 al 12 de marzo con respecto al periodo de referencia anterior.

Bélgica levantó prácticamente todas las medidas sanitarias para contener el avance del coronavirus el pasado 7 de marzo. Desde entonces, no se exige el certificado COVID-19 para entrar a interiores y solo se exige el uso de mascarilla en transportes públicos, hospitales y residencias de ancianos.

En Francia se espera que el repunte revierta en 10 ó 15 días

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, espera que el repunte de contagios de COVID-19 que se está viviendo ahora se invierta en 10-15 días y tenga un efecto “contenido” en la presión hospitalaria, con lo que no se modificará la relajación de las medidas sanitarias.

En una entrevista a la emisora de radio France Info, Véran detalló que las previsiones apuntan a que se alcance un pico de 120 mil a 150 mil contagios diarios para finales de marzo, aunque “la carga en los hospitales será contenida”.

El número de enfermos en los hospitales de Francia, que llevaba bajando de forma continua desde hace más de un mes, se está estancando en los últimos días.

Leve repunte de contagios por COVID-19 en España

España experimenta desde la pasada semana un leve repunte de contagios, que rompe la tendencia descendente iniciada mediados de enero en el país, con una incidencia aún en riesgo alto, de 432 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos catorce días.

Los departamentos de salud de las distintas regiones del país achacan los repuntes a la flexibilización de medidas y a las celebraciones del Carnaval, mientras que los expertos advierten de que en los próximos meses, de cara a festividades como la Semana Santa, podrían producirse nuevos aumentos en la transmisión.

Países Bajos: aumento en la última semana

El número de pacientes con COVID-19 en los hospitales de Países Bajos  ha ido aumentando en la última semana, con casi 2000 personas ingresadas principalmente en salas de enfermería, según cifras oficiales. Los ingresos en las UCI son relativamente bajos y estables desde hace varias semanas, con 156 pacientes en cuidados intensivos a este miércoles.

Además, se registra una media de unos 61 mil nuevos positivos en 24 horas, con una tendencia a la baja en esta última semana, y los fallecimientos rondan los 12 diarios.

Con información de EFE