*Atorado, conflicto en UNAM *Condiciona PAN al Pacto

Pulso Político de Francisco Cárdenas Cruz | Tal parece que el problema de la toma de la Torre de Rectoría de la UNAM, de la que está apoderado un grupo de encapuchados, se va a resolver sólo con la solidaridad y apoyo de quienes estuvieron al frente de la institución, con los que actualmente lo son en 45 universidades de América Latina y el Caribe y con reiterados y hasta suplicantes llamados a un grupo que sigue cerrado al diálogo, la razón y el entendimiento, mientras éste sigue siendo “reforzados” día a día por quienes son identificados como alumnos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, que creó Andrés Manuel López Obrador cuando estuvo al frente del Gobierno del Distrito Federal.
Está claro que el rector de la máxima casa de estudios, José Narro, no tiene la menor intención de sentarse a dialogar con un puñado de sujetos que se cubren los rostros con pasamontañas, paliacates, bufandas, gorras y gafas oscuras -en lo que le sobra razón-, ni mucho menos a aceptar las “condiciones” y exigencias que le plantean, pero que cree, y espera, que cualquier día de éstos, “buenamente”, los vándalos que la tomaron violentamente destruyendo cristales y mobiliario y que incluso intentaron incendiarla, atiendan sus exhortos a desocupar la sede donde él y sus colaboradores despachan.
Los días transcurren y se multiplican las casas de campaña en el campus, mientras el Comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón y Kalb, se apresura a negar que esté listo algún operativo de desalojo porque no ha recibido ninguna orden en ese sentido, con el propósito de “tranquilizar” a quienes tiene intranquilas no solamente a las autoridades de la UNAM sino a los hombres del gobierno, que tan preocupados han estado en que el tambaleante Pacto por México no se derrumbe y por la visita que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hará a nuestro país jueves y viernes de esta semana.
Al pronunciamiento de los ex rectores Guillermo Soberón, José Sarukhán, Octavio Serrano, Francisco Bernés y Juan Ramón de la Fuente para condenar lo ocurrido el viernes 19 de este mes, solidarizarse con quien hoy ocupa el cargo y demandar al gobierno federal a que “con sensibilidad”, contribuyan a restablecer la normalidad en la institución para evitar que se le inflijan, una vez más, daños morales, físicos y económicos, se sumaron ayer quienes están al frente de 45 universidades que integran la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe.

Gustavo García de Paredes, rector de la Universidad de Panamá, destacó la actitud asumida por Narro para encontrar “soluciones sensatas y racionales”, al lamentar profundamente el ataque que ha sufrido la UNAM.

Lo que, al menos hasta hoy, parece remoto es que ante un grupo radical de encapuchados como el que está apoderado de la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria, alguna autoridad pueda entablar una negociación que lleve a ese tipo de soluciones, cuando es la insensatez y lo irracional, lo que ha prevalecido y que imposibilita una solución pacífica al conflicto.
Si eso es lo que esperan las autoridades universitarias y las del gobierno federal, ya podrán armarse de paciencia porque eso, según como está y se ve la situación, no se ve por ningún lado, habida cuenta de la cerrazón que impera en ese grupo de vándalos que está siendo manejado desde fuera, a partir de la procedencia de quienes desde el fin de semana pasado llegaron como “refuerzo” para prolongar su permanencia en la emblemática torre de CU: la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, que ha estado en permanente conflicto y de la que es mucho mayor el número de activistas que salen de ella, que el de quienes han egresado con algún título en la mano y a la que acceden justamente como los profesores disidentes de Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Chiapas, exigen: sin que medie examen o evaluación alguna.
Habrá, pues, que esperar, primero, a que pase la visita oficial del presidente de Estados Unidos a México, para que –según creen ilusamente quienes gobiernan al país- no se percate de cómo están aquí las cosas y, después, como aquí lo apuntamos anteriormente, a que haya alguien que tome la riesgosa decisión, que lo es, sin duda, de ordenar el desalojo de la rectoría, si quienes están apoderados de ella, mantienen su rechazo a dialogar, para lo cual tendrán que descubrirse los rostros, a lo que ninguno parece estar dispuesto para no ser identificados.

                                                                                                       De esto y de aquello…

El caso que envuelve a la Secretaría de Desarrollo Social y al gobernador priísta de Veracruz, Javier Duarte, tuvo ayer dos nuevas e importantes reacciones que, a querer o no, le rebotan de manera directa al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y a su “nuevo PRI”… Una, que los integrantes de la Comisión Política del PAN acordaron unánimemente condicionar la permanencia de ese partido en el Pacto por México a que el gobierno federal sancione a los 57 funcionarios federales de aquella dependencia y los del gobierno estatal involucrados en el uso de programas sociales con fines electorales… Y, otra, el anuncio del ex presidente de Acción Nacional, Manuel Espino, de que presentará una denuncia penal ante la PGR contra el panista ex director general del ISSSTE, Miguel Angel Yunes Linares, y de su hijo, Miguel Angel Yunes Márquez, ex presidente municipal de Poza Rica, por enriquecimiento ilícito… Anoche, el comité ejecutivo nacional del blanquiazul, que preside Gustavo Madero, ratificó ese acuerdo que define la posición de ese partido ante el Pacto por México, a partir de un replanteamiento de los fines de éste y de la aplicación de la ley a funcionarios federales y estatales de la Sedeso en Veracruz… Es decir, a que el gobierno federal cumpla con la aplicación de la ley y a que deslinde los procesos electorales de los programas sociales, en base a la transparencia y rendición de cuentas… De no ser así -dada la proclividad “mapachista” de los gobernadores priístas, como el de Veracruz- el retiro del PAN del Pacto será definitivo, a menos que el Ejecutivo Federal esté verdaderamente decidido a impedirlo, lo que hoy por hoy parece inviable, sobre todo en estados en los que persiste el hartazgo ciudadano del tricolor… Y es que quienes de verdad esperaban que las cosas cambiaran en lo electoral, “el nuevo PRI” sigue siendo el de siempre: el dispuesto a llevarse “carro completo” en las elecciones de diputados locales y presidentes municipales que habrá el 7 de julio en 14 entidades federativas y sólo en una de ellas, Baja California, de gobernador…

Si alguien le sugiriera al presidente Peña Nieto revisar la lista de delegados de las dependencias federales en esos estados, comprobaría que la mayoría fueron colaboradores de los gobernadores a los que se dejaron las manos libres y se les responsabilizó de “entregar buenos resultados”… ¿Y cuáles serían éstos?: los de siempre, ganar de todas, todas, las elecciones locales, sobre todo en aquellos en los que el actual Presidente fue derrotado por Andrés Manuel López Obrador y por Josefina Vázquez Mota, en julio del año pasado… Son los casos de Veracruz, precisamente; Nuevo León, Chihuahua, Quintana Roo, Puebla, Sinaloa, Oaxaca; Guerrero, Yucatán, San Luis Potosí, Querétaro y Tamaulipas… Otra reacción fue el que anunció Espino de que acusará penalmente a los Yunes, padre e hijo, ante la PGR, en donde el titular es hoy Jesús Murillo Karam, que fuera jefe del ex director del ISSSTE, cuando ambos estuvieron en la Secretaría de Gobernación… El ex líder nacional panista aseguró ayer en conferencia de prensa que posee documentos que revelan que Yunes Linares desfalcó “al menos” tres mil millones de pesos a la institución; que posee cuantiosa fortuna y propiedades, igual que su hijo, el ex edil boquense, y cuyas declaraciones patrimoniales no se relacionan con sus ingresos… Habría que recordar que buena parte de eso fue revelado por la hoy encarcelada Elba Esther Gordillo, tras romper su estrecha relación con aquel y cuando ambos intercambiaron públicas acusaciones de ilícitos que jamás se investigaron el sexenio calderonista, amén de que Reporte Indigo, en su versión en internet, publicó por aquellos días un amplio reportaje al respecto que ilustró con gráficas de las propiedades del ex funcionario… Por cierto que el titular de la PGR volvió a la carga contra su antecesora, Marisela Morales en el plan de trabajo que envió a la Cámara de Senadores en el que insiste que esa dependencia padece un grave problema de desorganización interna, falta de coordinación, incapacidad de colaboración, discrecionalidad en la asignación de plazas y funcionarios con “relaciones clientelares”… Total, un verdadero caos, lo que parece que nada impedirá que su antecesora haya sido propuesta para ser embajadora, ni más ni menos, que en Italia, de acuerdo a las versiones que circulan en los medios políticos… Antes de la sesión de clausura, hoy, del actual periodo de sesiones del Congreso de la Unión, diputados y senadores esperan aprobar dictámenes que no tuvieron tiempo de sacar adelante… Además, confían en que se convoque a un periodo extraordinario de sesiones para los que se quedaron pendientes…

www.pulsopolitico.com.mx
fcardenas@pulsopolitico.com.mx
@MXPulsoPolitico

http://www.facebook.com/PulsoPolitico