CNTE consultará a las bases para ver si hay reunión con coordinadores del Congreso

Laura Poy y Arturo Jiménez (La Jornada) – La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) someterá a consulta de sus bases si acude a la reunión con las juntas de Coordinación Política de las cámaras de Diputados y de Senadores prevista para el próximo lunes, porque los maestros tienen la última palabra.

Dirigentes de las secciones magisteriales de Oaxaca, Michoacán y Distrito Federal afirmaron que la lucha contra la reforma educativa no concluyó, está en otra etapa. Señalaron que se mantendrán en fase de alerta y advirtieron que si el gobierno federal piensa volver a administrar el conflicto, se está equivocando.

En entrevista, tras concluir una reunión con senadores perredistas en la sede del GDF, Francisco Bravo, secretario general de la sección 9, indicó que si se acepta ir a las reu­niones con los legisladores se deben abrir realmente opciones de participación.

Si no se dan estas condiciones, alertó, aun cuando se asista se puede determinar que no hay condiciones y suspenderlas, porque si sólo nos van a escuchar, sin tomar en cuenta nuestras propuestas, no se da ninguna salida a la inconformidad magisterial. Enfatizó que se mantendrá el plantón en el Zócalo, sin descartar nuevas movilizaciones.

Juan José Ortega Madrigal indicó que la lucha magisterial seguirá su curso, pues en todos los estados con presencia de la CNTE se bajará a consulta. En el caso de Michoacán convocaremos este domingo para que una vez que cada sección determine su postura vayamos juntos a una determinación de qué es lo que sigue en este proceso.

Reiteró que la reforma a los artículos tercero y 73 constitucionales comenzó mal, de forma vertical y autoritaria, y lo mismo ocurrió con las dos leyes secundarias que aprobó el Congreso. Recordó que en mayo pasado hubo un compromiso con la Secretaría de Gobernación y con los partidos que integran el Pacto por México de que “iríamos juntos en la elaboración de estas normas, pero nos madrugan y nos dan un albazo legislativo, y todo es un cochinero”.

Estas condiciones, dijo, nos justifican para rechazar una reforma que se elaboró sin tomarnos en cuenta, y no descartamos la desobediencia ante leyes injustas. Ahora nos dicen que en la ley del servicio profesional docente sí se nos escuchará, pero no fue así ni en la reforma constitucional ni en las dos leyes que aprobaron, que son fundamentales, pues se toca el tema de la evaluación, al que no nos oponemos, pero debe ser sin un carácter punitivo.

Por su parte, Rubén Núñez Ginés, dirigente de Oaxaca, insistió en que la CNTE continuará con la exigencia de la abrogación de la reforma educativa y de las leyes secundarias, las cuales, dijo, se aprobaron sin el mínimo conocimiento ni revisión. Fue un asunto de consigna de parte del gobierno federal.