Crece el fuego amigo en PAN; el ‘pacto de silencio’ sólo duró 24 horas

El senador panista Francisco Domínguez afirmó la existencia de actos de “corrupción gravísima” en la bancada de su partido en la Cámara de Diputados, poniendo fin a un “pacto de silencio” que había sido acordado 24 horas antes para impulsar la unidad entre los legisladores.

A través de su cuenta de Twitter, Domínguez —quien recientemente fue nombrado  por los calderonistas tesorero del grupo parlamentario del Senado— llamó a los diputados Marcos Aguilar y Ricardo Anaya  a abrir las cuentas de la bancada a la que pertenecen.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, los dos diputados aludidos no respondieron.

Al preguntarle vía telefónica más detalles sobre el señalamiento, Domínguez sólo respondió que esclarecerá el tema una vez pasadas las elecciones del próximo 7 de julio.

Crece el fuego amigo en PAN-3

 

El jueves pasado, el senador Domínguez se apoderó de la tesorería de su bancada, despidió a personal que laboraba en la Torre Azul y sacó cajas del inmueble. En respuesta, su coordinador, Jorge Luis Preciado, solicitó el apoyo del Ministerio Público para dar fe del despojo; también se presentó una denuncia de hechos.

El viernes, el CEN del PAN invalidó los cambios a los estatutos de los senadores panistas, que parte del grupo parlamentario había avalado, entre ellos, el nombramiento de Domínguez.

Legislador del PAN atiza pugna interna

En medio de la disputa por los recursos al interior de su bancada, el tesorero de la fracción panista en el Senado, Francisco Domínguez, abrió un nuevo frente legislativo: exigió transparencia total en las cuentas del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN), pero en la Cámara de Diputados.

“Si abrimos el tema de transparencia en el Senado de la República, que @MarcosAguilar y @RicardoAnayaC digan la corrupción gravísima en los Diputados Federales”, denunció el senador blanquiazul en su cuenta de Twitter.

Crece el fuego amigo en PAN-4

 

Ninguno de los aludidos en los mensajes publicados por el legislador en la red social respondieron a las publicaciones ayer.

Interrogado por Excélsior vía telefónica, Domínguez Servién ratificó sus tuits y al preguntarle sobre la señalada corrupción comentó que eso formaba parte del “pacto de silencio” que se tiene al interior del partido, pero lo esclarecerá una vez pasadas las elecciones el próximo 7 de julio.

El jueves pasado, los 38 senadores del Partido Acción Nacional  acordaron un “pacto de silencio” para no evidenciar las pugnas internas entre los grupos.

Aseveraron que el acuerdo era para abonar a la unidad y al bien de ese instituto político, en el marco del proceso electoral que se avecina en 14 estados para el 7 de julio.

Dicho “pacto de silencio” estaría vigente hasta el 10 de julio.

Quien fuera vicecoordinador de GPPAN hasta el miércoles pasado, y que como tal se ostentaba ayer en su cuenta en la red social, añadió en Twitter que ambos integrantes de la Cámara de Diputados, así como el resto de sus compañeros de partido, deben entregar cuentas claras al panismo y a la sociedad.

Ricardo Anaya Cortés y Marcos Aguilar Vega actualmente son diputados federales, ambos por el estado de Querétaro, paisanos de Domínguez y miembros también del PAN, quienes han cuestionado la labor del nuevo tesorero dentro de la bancada panista.

También los dos son amigos del actual presidente del PAN, Gustavo Madero Muñoz. Anaya Cortés es uno de los vicecoordinadores económicos de la bancada panista de diputados y funge actualmente como vicepresidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, cuyo presidente es el senador Ernesto Cordero Arroyo.

Entre los tuiteros, el mismo Domínguez desató la polémica al señalar que Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), “aplaude abrir a la transparencia los recursos GPPAN Senado y pide a los demás (que) hagan lo mismo”.

Famoso por sus enfrentamientos contra sus adversarios políticos priistas y los propios panistas, Pancho Domínguez, como le gusta que le digan, recriminó a sus compañeros de San Lázaro: “@MarcosAguilar habla de transparencia y @RicardoAnayaC que manejo (sic) mil millones del PAC. Que transparenten los recursos de Diputados Federales”.

El Programa de Acción Comunitaria (PAC) se erigió en la pasada administración estatal queretana para construir casas de interés social presuntamente en beneficio de la población marginada de esa entidad. Ha tenido múltiples cuestionamientos porque los pies de casa entregados no cuentan con los servicios suficientes.

Minutos más adelante, el propio senador Domínguez Servién le reclamó a sus paisanos y los diputados de su partido: “@RicardoAnayaC Dip.Plurinominal y @MarcosAguilar den la cara a los Queretanos de los recursos de Dip. Federales y gestión pto (presupuesto) Federales”.

En la charla telefónica, el senador queretano dijo que la petición de transparencia la había hecho a sus dos compañeros y “quedará en ellos si la llevan o no al interior del grupo parlamentario de Acción Nacional”.

En torno a la controversia que se ha generado por asumir la nueva Tesorería del GPPAN en el Senado, Francisco Domínguez, recalcó mediante un tuit su justificación en este cargo, al señalar: “Amigos estoy seguro que actuó con transparencia y en total estado de derecho, el tiempo dará la razón o se tendrá un costo político. Gracias (sic)”.

Tras la serie de señalamientos, Domínguez Servién trató de matizar minutos después el reclamo a sus compañeros diputados y de algunos tuiteros, y escribió: “no se confundan, lo que pido es que como en el Senado estamos siendo transparentes, también se debe hacer con los diputados, todos”.

Este episodio forma parte de la severa fractura que se generó al interior del PAN desde que, el 20 de mayo pasado, el presidente del PAN, Gustavo Madero, determinó remover de la coordinación del GPPAN en la Cámara de Senadores a Ernesto Cordero, a pesar de que 24 senadores le habían ratificado su respaldo.

De entonces a la fecha las diferencias se han multiplicado entre los panistas. Los opositores a Madero increparon su decisión de nombrar a Jorge Luis Preciado como el nuevo responsable de la bancada. Éste hizo cambios en los cargos de responsabilidad en el grupo, que inmediatamente fueron respondidos con la aplicación –de facto, dicen maderistas; con la ley, aseguran los corderistas– de cambios radicales en los estatutos de la misma fracción.

La cúspide de estos mal disimulados enfrentamientos, en donde también tienen un papel importante los 204 millones de pesos que sólo en este ejercicio le han sido asignados al GPPAN, se dio el jueves 20 pasado, cuando el propio Francisco Domínguez, en su calidad de nuevo tesorero de la bancada, intentó tomar las instalaciones administrativas ubicadas en la llamada Torre Azul.

Tras cerrar con cadenas y candados y “despedir” al administrador, Domínguez Servién se retiró, para que horas después, con un agente del ministerio público y un nuevo vicecoordinador general, el senador José María Martínez, el coordinador Preciado Rodríguez retiró las cadenas y declaró a la prensa que todo había sido “irregular e ilegal”.

El nombramiento de tesorero fue rechazado tajantemente por Preciado –y horas después por el mismo PAN, vía su secretaria general, Cecilia Romero–, quien calificó de inválidas las decisiones de sus 23 compañeros. Recordó que el vicecoordinador administrativo era el senador bajacaliforniano Víctor Hermosillo, y que salvaguardarían las instalaciones del grupo parlamentario.

Este viernes, tras señalar que esa mayoría había determinado asumir un “pacto de silencio” (para evitar mayores discrepancias entre maderistas y corderistas y presuntamente trabajar sólo para apoyar a sus candidatos en 14 estados del país), Francisco Domínguez intentó ingresar nuevamente al señalado inmueble, pero se lo impidieron los guardias de seguridad.

La problemática pudiera reanudarse mañana, porque a pesar de ese “pacto de silencio”, el senador Roberto Gil, afín a Cordero, declaró el mismo viernes que el PAN ni Preciado tienen facultades para anular las decisiones mayoritarias del GPPAN.

Efectos

1.- El rompimiento del “pacto de silencio” que había sido acordado en el PAN recrudece la división interna que padece  el partido, en parte, por la lucha de las finanzas.

2.- La acusación de corrupción contra los diputados federales panistas, hecha por un compañero de partido, puede afectar la labor legislativa y el tratamiento de iniciativas.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/06/23/905472?imagen=3#link-content

(Aut. Manuel Cabrera)