Peña Nieto pide trabajo coordinado a gobernadores

Por Manuel Cabrera | El primer mandatario de la nación manifestó: “Este foro del que alguna vez fui miembro como gobernador de mi estado, es un espléndido espacio de diálogo, debate y acuerdo sobre temas que son trascendentales para el desarrollo de las entidades del país”.

“Quiero compartirles que como lo dije desde el primero de diciembre, el desarrollo de la República depende de trabajar de manera coordinada entre todas sus partes, sumar esfuerzos, recursos y hacer frente común a los retos que tiene el país”, dijo.

Señaló que en esta sesión se analizaron temas relevantes para el país, como la seguridad, rubro en el cual celebró el consenso para instrumentar los mandos de la policía única en las entidades del país, que permitirán acometer con mayor eficacia el reto de darle a la población mayores condiciones de seguridad.

Instruyó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para analizar este proyecto y darle forma en todos los estados de la nación.

Se refirió al tema de las reformas estructurales que requiere el país, entre ellos la adecuación de Códigos Penales para una mejor aplicación de la justicia: “La seguridad no puede depender de tener solamente más policías, mejor equipo y mayor sofisticación, se trata de un desarrollo institucional con el sistema penal acusatorio, con juicios justos, más prontos y expeditos como la Constitución lo señala”.

Celebró la adhesión de la Conago al Pacto por México, para darle impulso a diversos temas como los dos antes mencionados, entre otros, que significarán un avance más acelerado del país.

El presidente de México agradeció el respaldo del jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, al mecanismo regional de seguridad pública que contempla cinco regiones a nivel nacional, de las cuales una de ellas se ubicará en Chihuahua.

El primer mandatario de la nación agradeció la disposición de los gobernadores en temas sensibles y álgidos como la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que está definiendo acciones conjuntas entre el Gobierno Federal, estados y municipios, para atender inicialmente 400 municipios cuya población sufre pobreza extrema y carencia alimentaria.

“Alrededor de 7 millones y medio que viven bajo la lacerante condición de enfrentar esta doble realidad, lo cual resulta inadmisible en el México del Siglo XXI”, precisó.

Dijo que no sólo se busca combatir el hambre, sino de impulsar en estas zonas del país, oportunidades de educación, salud y de empleo para todos los mexicanos.

“Se trata de construir un federalismo articulado que tenga una visión compartida para el desarrollo, un federalismo coordinado en el que cada orden de gobierno cumpla las responsabilidades de su ámbito, en un esfuerzo compartido para que no exista competencia entre los diversos órdenes de gobierno, por el contrario que seamos un equipo común para enfrentar los retos que tenemos”, indicó.

Propuso un esquema en el cual el presidente de México tendrá un representante en cada una de las regiones del país, para lograr una mejor interlocución entre las entidades y el presidente de la nación.