Por pifias de testigos protegidos retiran los cargos contra Yarrington

La averiguación previa y el proceso penal que Marisela Morales Ibáñez integró desde 2009 en contra de tres ex gobernadores de Tamaulipas llegó a su fin, porque el Ministerio Público Federal (MPF) retiró las acusaciones contra Tomás Yarrington Ruvalcaba, y desde enero pasado se envió sobre Manuel Cavazos Lerma y Eugenio Hernández Flores, revelaron funcionarios del gabinete de seguridad nacional.

Asimismo, colaboradores del procurador Jesús Murillo Karam señalaron que una vez más los testigos protegidos incurrieron en falsedades y ello desembocó en esta nueva resolución.

En 2009, cuando Marisela Morales era titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo, actualmente Seido), se inició la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 por delitos contra la salud, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

En ese contexto, la PGR determinó que Tomás Yarrington en contra de quien el MPF obtuvo una orden de aprehensión de un juez con sede en Jalisco, que los supuestos indicios obtenidos mediante declaraciones de testigos protegidos no fueron acreditados (como ocurrió en el caso del general Tomás Ángeles Dauahare), por esa razón determinó cerrar el expediente iniciado y la orden de aprehensión se canceló.

El pasado 27 de febrero, La Jornadainformó que la Seido no ejercitaría acción penal contra los ex gobernadores Manuel Cavazos Lerma y Eugenio Hernández Flores, porque las imputaciones de testigos no pudieron ser acreditadas por el MPF.

Gustavo Castillo García – Periódico La Jornada