Internet Explorer está muerto: es el final de una era

Recuerda este día, ya que Microsoft ha retirado oficialmente Internet Explorer (IE), marcando el final de una era de 26 años para el navegador web que alguna vez fue dominante. Microsoft ahora redirigirá automáticamente a los aproximadamente siete usuarios que aún usan Internet Explorer a su nuevo navegador, Edge, durante los próximos meses. El soporte para IE ha finalizado oficialmente, y en su lugar hay un aviso que invita a todos a usar Edge. En el futuro, una actualización de Windows deshabilitará permanentemente la “e” azul que antes era omnipresente, y la eliminará de todas las PC.

La mayoría de los usuarios no notarán la diferencia a menos que les inunde la sensación de que una parte clave de nuestro pasado digital ha cambiado para siempre. Internet Explorer llegó en 1995, primero como un paquete adicional y finalmente como parte del sistema operativo Windows 95. Junto con Windows, IE rápidamente saltó a la fama, derrotando a Netscape en la guerra de los navegadores antes de alcanzar una cuota de mercado máxima de alrededor del 95% en el año 2003.

Los últimos años no han sido tan amables con el navegador. Es un navegador muy poco actualizado, carente de funciones importantes y no cumple con los estándares web internacionales, por lo que Internet Explorer flaqueó ante Mozilla, y rápidamente perdió el favor de los usuarios cuando el simple y rápido Google Chrome ingresó al mercado. Después de una fuerte caída, IE pasaría de una participación de mercado del 65% en 2009 a menos del 1% en la actualidad. Se convirtió en un saco de boxeo para bromas como que es “el mejor navegador web para descargar Chrome”. En 2015, Microsoft se distanció de Internet Explorer con la integración del nuevo Microsoft Edge en Windows 10. Explorer continuaría siendo compatible con los usuarios antiguos, pero había comenzado una cuenta regresiva.

Edge, originalmente conocido como Project Spartan, no fue un éxito inmediato, ya que no logró robarle una participación de mercado significativa a Chrome. Microsoft mantuvo vivo a IE como una red de seguridad para aquellos que no se sentían cómodos haciendo el cambio. Cuando el Edge antiguo fue reemplazado por el “nuevo Edge” basado en Chromium, Microsoft finalmente tuvo un reemplazo interesante y prometedor.

Aunque IE perdió relevancia general hace años, algunas empresas continúan confiando en el navegador para acceder a información crítica. Nikkei Asia informa que las agencias gubernamentales, las instituciones financieras y las empresas de fabricación y logística en Japón que operan sitios web que solo se ejecutan en IE, están buscando desesperadamente ayuda para migrar a un navegador moderno. Una estadística bastante impactante basada en una encuesta de marzo de la empresa de TI Keyman’s Net encontró que el 49% de los encuestados que trabajan en organizaciones en todo Japón dijeron que usan IE para el trabajo.

El nuevo navegador Edge de Microsoft es una actualización importante sobre lo que quedaba de Internet Explorer, pero eso no quita el impacto que tuvo el navegador, ahora muerto, en Internet y en aquellos que lo usaron mientras crecían en los años 90 y principios de los 2000. Las redes sociales se inundan de quejas y celebraciones a medida que las personas recuerdan el navegador tanto por su influencia como por sus fallas.