Bolsonaro se queja del precio de la gasolina, dice que Petrobras «no colabora» y que si fuera por él «sería privatizada hoy»

El presidente de Brasil no descartó hacer cambios en la directiva de la compañía.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se quejó este miércoles del precio de la gasolina en el país y afirmó que la compañía estatal Petrobras «no colabora con nada», por lo que, si fuera por él, «podría ser privatizada hoy».

En medio de la suba internacional del precio de los combustibles por el conflicto entre Rusia y Ucrania, la firma reajustó sus precios el pasado 11 de marzo, llevando el litro de gasolina o diésel en algunas terminales a 8 reales (1,57 dólares) en el surtidor.

«Cualquier nuevo aumento va a desencadenar, de nuestra parte, un proceso para que este ajuste no llegue al final de la línea para el consumidor», dijo el mandatario en entrevista con la cadena de televisión SBT. Y añadió que el precio actual de este insumo clave resulta hoy «impagable» en Brasil.

«Mucha gente me critica, como si tuviera poderes sobre Petrobras, no tengo poderes sobre Petrobras. Para mí es una empresa que se podría privatizar hoy, estaría libre de este problema», aseguró Bolsonaro.

En esa línea, comparó a la empresa estatal con un  pequeño club de fútbol que «solo piensan en ellos, nunca en Brasil».

A razón de las duras críticas, el líder de derecha fue consultado sobre la posibilidad de que decidiera un cambio en la directiva de la compañía, a lo que respondió: «Existe esa posibilidad. Todos en el gobierno, ministros, secretarios, directores de empresas, presidentes de empresas estatales pueden ser reemplazados si no están haciendo bien su trabajo«.

Y añadió: «Solamente no puedo reemplazar al vicepresidente. El resto, todo puede ser cambiado, obviamente, por razones de productividad, por falla u omisión en el respectivo servicio».