El fundador de Telegram nombra tres cosas infravaloradas y siete cosas sobrevaloradas en la vida

Pável Dúrov recomendó prestar más atención al sueño, la naturaleza y la soledad y se muestra contrario de vivir en grandes ciudades, comer en restaurantes y seguir las tendencias de moda.

El día en que cumple 37 años, el fundador de Telegram, Pável Dúrov, escribió en su canal de esa red social tres cosas de la vida que, según él, están infravaloradas, así como siete que en su opinión están sobrevaloradas.

Para el multimillonario ruso tres de las cosas más importantes de la vida son el sueño, la naturaleza y la soledad. Dúrov considera que dormir “estimula la inmunidad, la creatividad y el bienestar psicológico”, y que la soledad “ofrece la libertad de realizar avances espirituales e intelectuales”. También opina que “estamos diseñados biológicamente para sentirnos bien” en el medio natural.

Contrariamente, a Dúrov le parece que se da demasiada importancia a ciertas cosas relacionadas con la civilización. Por ello recomienda vivir fuera de las grandes ciudades, que califica como “fuentes de contaminación, delincuencia y ruido”, aunque admite que “es bueno tener acceso a sus recursos”. Asimismo, aconseja cocinar en casa en vez de ir a restaurantes, para llevar “dietas más saludables” y tener “más control sobre los ingredientes”.

El magnate tampoco recomienda comprar bienes raíces, algo que él considera “una inversión cuestionable”, puesto que, en su opinión,  poseer un inmueble es más restrictivo que el alquiler, que “brinda más libertad para moverse y explorar diferentes ubicaciones”. Al mismo tiempo, afirma que los climas cálidos también están sobrevalorados, ya que provocan “riesgo de cáncer y un envejecimiento más rápido”.

Dúrov también recomienda no seguir la moda y limitar el uso de las redes sociales. En cuanto a lo primero, indica que seguir las modas “es costoso e innecesario” y aconseja simplemente usar ropa cómoda. A las redes las critica por “el flujo incesante de basura que […] disminuye nuestra felicidad y creatividad” y afirma que “desconectarnos de estos servicios de Internet es lo mejor que podemos hacer en un día cualquiera”.

Finalmente, y con bastante ironía, el empresario llama a no seguir lo que dicen las celebridades. “Las personas famosas suelen dar consejos injustificados fuera de su campo de especialización. Para todas las cosas importantes de la vida, es mejor confiar en la ciencia sólida y la opinión de expertos“, escribe.