NASA desarrollará un telescopio espacial para cazar asteroides que amenacen a la Tierra

Los expertos de la NASA y otras agencias espaciales de todo el mundo se enfrentaron recientemente a un escenario hipotético preocupante: un asteroide misterioso acababa de ser descubierto a 56 millones de millas de distancia y se dirigía a la Tierra. Se esperaba que la roca espacial golpeara el planeta en seis meses.

La situación era ficticia, parte de un ejercicio de una semana que simulaba un asteroide entrante para ayudar a los expertos estadounidenses e internacionales a practicar cómo responder a tal situación. Y esta simulación enseñó al grupo una lección difícil: si se detectara un asteroide cercano a la Tierra con esa pequeña advertencia, nadie podría hacer nada para evitar que golpeara el planeta.

Para defender al planeta, necesitas conocer sus amenazas

En la simulación reciente de la NASA, los científicos participantes no sabían qué tan grande era el hipotético asteroide hasta una semana antes de que impactara en la Tierra.

Si bien no se conocen amenazas de impacto a la Tierra durante el próximo siglo, los impactos imprevistos de NEO desconocidos, como el evento de Chelyabinsk de 2013 en Rusia, aún representan un peligro para la Tierra.

La NASA ha aprobado el telescopio espacial Near-Earth Object Surveyor (NEO Surveyor) para pasar a la siguiente fase del desarrollo de la misión de defensa del planeta, después de una revisión exitosa, autorizando a avanzar hacia el diseño preliminar (conocido como Punto de decisión clave-B).

“NEO Surveyor tendrá la capacidad de acelerar rápidamente la velocidad a la que la NASA es capaz de descubrir asteroides y cometas que podrían representar un peligro para la Tierra, y está siendo diseñado para descubrir el 90 por ciento de los asteroides de 140 metros de tamaño o más dentro de un década de su lanzamiento”, dijo Mike Kelley, científico del programa NEO Surveyor, en la sede de la NASA.

El telescopio espacial infrarrojo está diseñado para ayudar a avanzar en los esfuerzos de defensa planetaria de la NASA, al acelerar nuestra capacidad para descubrir y caracterizar la mayoría de los asteroides y cometas potencialmente peligrosos que se encuentran a 30 millones de millas de la órbita de la Tierra, conocidos colectivamente como objetos cercanos a la Tierra o NEO, por sus siglas en inglés, informó la agencia en un comunicado.

El telescopio espacial de caza de asteroides ayudará a descubrir, caracterizar y rastrear los objetos cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos lo antes posible es crucial para garantizar que la desviación u otros preparativos para la mitigación del impacto se puedan llevar a cabo a tiempo.