Jueves 27 de enero de 2022, Cd. Victoria, Tamaulipas

La inflación en México rebasa el 7,3% en noviembre, la peor cifra en 20 años

La escalada de precios en el país sigue en aumento. En noviembre, el índice de precios se situó en un 7,37% anual, la mayor cifra desde 2001, año en que la inflación se ubicó en 8,1%, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En plena recuperación tras la crisis económica del coronavirus, el encarecimiento de los alimentos y de la electricidad han impulsado al alza este indicador. La inflación se ha acelerado más de lo esperado por analistas y muy por encima de los pronósticos del Banco de México que situaban el índice de precios en un 3%. La escalada refuerza la expectativa de que el banco central subirá por quinta ocasión consecutiva la tasa de interés referencial la próxima semana.

La escalada en los precios de mercancías, de la electricidad y los productos agropecuarios volvieron a tener una mayor incidencia anual en la inflación. En el caso de las mercancías, los precios de estas aumentaron 7,24% en comparación anual, mientras que los servicios incrementaron en 3,59%. Este aumento elevó la inflación subyacente a un nivel de 5.67% anual. Por otra parte, los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno aumentaron en 11.26%, esto explicado en mayor medida por la recuperación este año de los precios del petróleo y en el caso de los agropecuarios, el aumento fue de 14,3%.

Destaca el alza de precio en las tarifas eléctricas, con un aumento mensual de 24,16% debido a la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano en once ciudades del país. Otros productos que tuvieron los mayores incrementos fueron el tomate verde (71,8%), chiles frescos (30,6%) y el jitomate (25,3%). La analista Gabriel Siller explicó en su reporte sobre el indicador que los aumentos en los precios se deben a incrementos en los costes de las materias primas, lo que encarece los precios de los alimentos, mientras que las mercancías no alimenticias han subido durante el año debido a incrementos en costos de transporte e insumos para su producción.

La inflación se ha convertido en un fenómeno mundial en plena recuperación pospandémica. Durante 2020, con los confinamientos y la reducción de la movilidad por el coronavirus, los precios de los energéticos se desplomaron. La reapertura económica, aunada a los problemas de transporte marítimo y a la escasez de ciertos productos, ha impulsado los precios al alza. Estados Unidos, principal socio comercial de México, registró un aumento del 6,2% en octubre, el peor dato en 30 años.