Los saldos de Delgado, Polevnsky y Lomelí en Jalisco

El pasado proceso electoral en Jalisco dejó en Morena una división interna por la imposición de candidatos externos al partido, sin una operación cicatriz para integrar a los liderazgos locales al proyecto, así como fuertes dudas sobre el destino final de los recursos públicos destinados a las campañas electorales.

La candidata de Morena en el municipio de Mexticacán, Jalisco, Anabel Alcalá, no recibió un solo peso para su campaña electoral. Pero además, mientras ella visitaba de puerta en puerta a los más de 6 mil habitantes de este municipio en la región Altos Sur del estado, las promotoras del voto de Morena pedían que no votaran por ella.

“Hubo un grupo que, al no verse beneficiado con candidaturas, trabajó internamente para que no obtuviéramos la victoria –dice en entrevista–. Cuando llegaba a platicar con la gente, a presentar al equipo, me decían: ‘Oye, acaban de venir unas muchachas con chaleco de Morena y hasta se nos hizo raro porque, ¿cómo es posible que estén pidiendo el voto en contra?’. Decían: ‘Si quieres votar por los ­diputados locales y federales está bien, pero en el municipio vota por el PRI o mejor no votes’”, cuenta Alcalá.

Finalmente obtuvo una regiduría. Evita nombrar a quienes la sabotearon, pero reconoce que las promotoras del voto de Morena previamente eran “servidores de la nación” de la Secretaría del Bienestar, organización creada para recorrer el país y censar a los beneficiarios de los programas sociales federales. Provenían, de hecho, de las estructuras de promoción del voto de Morena.

A Arturo Lemus Herrera, diputado local del Distrito 11 de Guadalajara por Morena, nadie le comunicó la razón para hacerlo a un lado del proceso electoral pese a que fue electo por mayoría en 2018, para meter en su lugar a un candidato de la iglesia La Luz del Mundo, quien perdió el distrito: Mizraim Alonso.

Dicha congregación logró otras candidaturas que habría negociado con Carlos Lomelí, como Aminadab Montejano, quien compitió por la diputación local del Distrito 10 de Zapopan, pese a que La Luz del Mundo enfrenta una investigación por lavado de dinero luego de que su líder, Nassón Joaquín García, fue acusado en Estados Unidos de abuso sexual de menores, tráfico de personas y pornografía infantil.

“Fue una traición a la militancia por parte de Mario Delgado, de Yeidckol Polevnsky, del senador Alejandro Peña y de Carlos Lomelí”, acusa Lemus, quien al ser desplazado en Morena terminó apoyando al candidato ganador a la alcaldía de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro.

“Vimos a un exsenador panista, José María Martínez, de repente de plurinominal de Morena, cuando tenemos una primera generación de diputados de Morena y era muy merecido que tuvieran una plurinominal. Después vemos a un tal (Vázquez) Vigil, de la administración de Ramiro Hernández, una administración opaca, oscura totalmente, y también de plurinominal”, agrega Lemus, quien lamenta que, después de haberle dado la espalda a la militancia, sus dirigentes no realizaran una operación cicatriz.