Martes 18 de enero de 2022, Cd. Victoria, Tamaulipas

Mexicanos se rebelan contra el Padrón de telefonía móvil

La ciencia ficción ya llegó a México. Luego de que el Senado aprobara la creación del llamado Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, los usuarios que quieranobtener una tarjeta SIM deberán proporcionar sus datos más personales, entre los que pueden estar: huellas dactilares, facciones del rostro y el iris de los ojos.

El objetivo del Gobierno mexicano es tener una base de datos que recopile la información personal —incluidos los datos biométricos— de las más de 100 millones de líneas telefónicas que existen en el país.

Los nuevos requisitos para contratar servicios de telefonía móvil, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, son «para la protección de los mexicanos porque se usan estas tarjetas que eran anónimas, se cambiaban de chips y se utilizaban los teléfonos para cometer ilícitos«.

«Nada más es tener un registro para cuidar a la población, es un asunto de seguridad. No lo vieron con simpatías las empresas telefónicas porque implica un trámite, que se hace en otros casos, en los bancos, cuando se lleva a cabo la contratación del servicio, hay que dar nombres e incluso huella. Ya se aplica en otros casos, pero las telefónicas alegaban que esto les limita la venta. Nada más que está de por medio la seguridad del pueblo, no es vender cacahuates«, precisó en una de sus mañaneras.

¿Qué datos deberás proporcionar?

 

El sábado 17 de abril entró en vigor la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) que avala la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. Con lo cual se da banderazo para que las empresas telefónicas comiencen a afinar detalles de cómo se hará el nuevo registro de datos personales, tales como:

Nombre completo o razón social, domicilio, nacionalidad, número de identidad con fotografía o Clave Única de Registro de Población (CURP) del titular de la línea.
La toma de datos biométricos, que podrían ir desde la toma del iris de los ojos, huellas dactilares, reconocimiento facial hasta la identificación por voz del cliente.
El Instituto Federal de Telecomunicación (IFT) será quien determine qué tipo de datos deberán proporcionarse y especificar cualquier otro tipo de disposición de carácter administrativo. Para lo cual, tendrá 180 días a partir del 17 de abril.
Después de seis meses de que el IFT puntualice los detalles administrativos, todo aquel que adquiera una línea telefónica estará obligado a registrar sus datos personales para el padrón. En tanto que, quienes ya tengan contratado algún servicio de telefonía móvil tendrán hasta el 16 de abril de 2023 para hacer el trámite.
A los usuarios que se nieguen a proporcionar su información se les cancelará la línea telefónica de «forma inmediata» y no tendrán «derecho a reactivación, pago o indemnización alguna».
Las multas serán entre 67,8 a 90 dólares para quienes registren sus líneas fuera del plazo establecido, no actualicen su información, hagan uso indebido de los documentos para el registro, proporcionen información falsa o accedan sin autorización a la información del padrón.

Las vicisitudes del nuevo padrón: ¿una violación a la privacidad?

 

El nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil ha entrado oficialmente en vigor, pero los usuarios han optado por desconocerlo. La iniciativa ha causado descontento entre la sociedad mexicana, y ya hay una lista de amparos y peticiones en Change.org para decir no al padrón.

«Obligar a quienes contraten una línea telefónica a registrar sus datos biométricos con el gobierno es una grave violación a su privacidad. La última vez que se creó un padrón así en México, los datos terminaron en venta en el mercado negro«, escribió en su cuenta de Twitter la organización Human Rights Watch.

La petición No al padrón de telefonía móvil, suscrita a través de Change.org, ya cuenta con más de 153.000 firmantes. «Defendamos la privacidad y seguridad de todos y cada uno de nosotros y nuestras familias. No a la entrega de datos biométricos por ningún motivo», reza el documento.

Por su parte, la Red en Defensa de los Derechos Digitales en México (R3D) ha lanzado una campaña en redes sociales con la etiqueta #NoAlPadrón y alerta sobre el riesgo del nuevo registro de clientes de empresas telefónicas.

«Con el nuevo padrón de usuarios de telefonía móvil, si tu línea es suplantada o robada para cometer un delito, tu presunción de inocencia no existe», advierte R3D.

Hace una semana el juez primero de Distrito en Materia Administrativa, Juan Pablo Gómez Fierro, especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, otorgó al menos de 8 amparos contra el padrón de telefonía móvil al considerar que no es necesario y pone en riesgo la privacidad de los usuarios. En respuesta, la Presidencia de la República impugnó una de las suspensiones provisionales de este juez por lo que un tribunal deberá determinar si confirma, revoca o modifica la protección de la justicia federal a un usuario para evitar que le cancelen su línea por no registrarla ni aportar datos biométricos.

A su vez, el 26 de abril, si dio a conocer que otro juez, Rodrigo de la Peza López, desechó 53 amparos contra el mismo padrón al considerar que son prematuros, pues ley aún no tiene reglas.