La codicia por los árboles: la Selva Lacandona al mejor postor

El mecanismo REDD (Reducción de Emisiones por la Deforestación y la Degradación de los bosques) resuena en la actualidad de Chiapas, México y muchos otros lugares del mundo. Fue propuesto hace unos años en la ONU como un mecanismo de compensación que ayudara para combatir el cambio climático.

No obstante, en la Cumbre del Clima de Cancún en 2010, esta propuesta se afianzó fuertemente gracias al impulso del Gobierno de México, quien presentó algunas “acciones tempranas” de REDD e introdujo a comunidades rurales en el mercado del carbono.

Distintas partes implicadas dan argumentos sobre REDD, sobre el interés que hay en la implementación de este mecanismo y sobre lo que implica para Chiapas. Aquí mostramos algunos comentarios de las partes implicadas que los medios de comunicación comerciales ocultan.

REDD ¿aporta una solución real a la crisis climática? ¿Qué relación existe con la brecha Lacandona? ¿Qué lo hace un tema tan importante?

El coyotaje verde… Llegan los intermediarios. Los intermediarios son las grandes ONG´s conservacionistas y lo que llamamos nosotros el “ambientalismo de mercado”. Llegan ahí con un discurso super-técnico ofreciendo los servicios para acceder a estos mercados de REDD, a preparar los planes de negocio, a preparar los planes de manejo, ha hacer los mapeos, a juntar las fotos de satélite, a hacer la mensuración del contenido de carbono de los bosques y a hacer el contacto con los investidores. O sea, hay un gran mercado para los “empleos verdes”, pero para burócratas, para gente urbana que ya habla todo el discurso económico.

REDD es una etapa avanzada de la mercantilización del clima, de la compra de emisiones, de la compra de contaminantes, para mantener un status… de tal manera que los países ricos te pagan por el derecho que tienen a seguir contaminando y los pobres nos ocupamos de sembrar árboles o de mantener árboles ya sembrados para que los señores de los países ricos puedan seguir haciéndolo. Es una vulgar fórmula de mercantilizar la naturaleza.

La Selva Lacandona es considerada el segundo pulmón de América Latina (después de la Amazonía). Se sitúa en el extremo Sur del estado de Chiapas, en la frontera con Guatemala. Desde hace ya muchos años viene siendo un lugar de conflicto entre comunidades y gobiernos.

LO QUE SIGNIFICA LA SELVA LACANDONA

La superficie de esta selva, considerada como «Región Lacandona», comprende 957, 240 hectáreas, que representa casi el 13 % del territorio del estado de Chiapas. Esta región, ubicada en la porción noreste del estado limita al sur y al este con Guatemala, al oeste con el valle del río Jataté y al norte con el paralelo 17.[

Clima

La selva posee condiciones climáticas húmedas, cálidas y semicálidas, predominando el clima cálido húmedo con una temperatura media anual superior a los 22 °C, con baja oscilación térmica anual. Las lluvias alcanzan valores anuales superiores a los 1,500 mm y llegan hasta los 3,000 mm en la zona norte. En los lugares de mayor altitud, se localiza el tipo climático semicálido, el más fresco de los cálidos, con una temperatura media anual inferior a los 22 °C, sin descender de los 18 °C, con este tipo climático se encuentra asociado el bosque de pino-encino.

La estación lluviosa bien definida, se presenta en verano y se extiende hasta parte del otoño. Existe también un porcentaje menor de lluvias invernales provocadas por masas de aire frío, provenientes del norte. De mayor importancia son las tormentas tropicales que se presentan en los meses de mayo a noviembre originadas en la zona del Caribe Occidental.

Las elevadas temperaturas, fuerte humedad y lluvia la mayor parte del año presentes durante el ciclo anual, favorecen los procesos de alteración de minerales del suelo, así como la degradación de la abundante materia orgánica acumulada. Estos procesos, que dan origen a los suelos de la selva y que permiten un equilibrio, pueden ser fácilmente modificados cuando los desmontes sustituyen la vegetación natural, ya que disminuyen la cantidad de materia orgánica y se producen cambios en la circulación de agua en el perfil. Al remover la vegetación, el suelo sufre disminución de materia orgánica y cambios en la circulación de agua en el perfil, lo cual favorece la formación de plintita (Arcilla ferruginosa de color rojo de ladrillo) y el aumento de acidez.

La cubierta vegetal en la Selva Lacandona es altamente diversa a nivel de especies, comunidades y ecosistemas. En especial la Comunidad Lacandona muestra una de las extensiones más grandes en el país de selvas altas perennifolias, uno de los ecosistemas más complejos y diversos que se conocen, pero a la vez, uno de los más vulnerables y frágiles frente a la manipulación humana.

Por otro lado, este importante macizo selvático ofrece otros importantes «servicios ambientales» como la regulación hidrológica a nivel regional, el control de la erosión y el mantenimiento de la humedad de los suelos; algunos estudios recientes indican que esta cubierta vegetal es responsable en parte del ciclo de lluvias que precipita sobre la depresión central del estado. Una cuenca cerrada cuya única apertura por donde penetran las nubes que producen las lluvias, pasa sobre la Selva Lacandona. En la depresión central se ubica el sistema del Alto Grijalva, que genera más del 30% de la energía eléctrica del país.

Fauna

La fauna silvestre muestra también una alta diversidad. En la Selva Lacandona se encuentran muchas especies endémicas a las selvas húmedas mesoamericanas y varias especies animales amenazadas o en peligro de extinción como el jaguar (Panthera onca), el águila arpía (Harpia harpyja) y la guacamaya roja (Ara macao) y otros animales además de una infinidad de especies de anfibios.

Red Canal 70

Con información de Wikipedia