Montajes políticos

CRÓNICAS DE LA OTRA ESQUINA. Por Rafael Loret de Mola.- Elba Esther Gordillo, la célebre “novia de Chucky” y eterna rival de la Duquesa de Alba, Cayetana, por el título de la dama con menos atributos físicos del universo? Aclaro: Lo dicen los mayas, no yo para que no se me tilde de poco caballeroso, cursilería permanente de quienes reclaman la igualdad de género pero rechazan cualquier cuestionamiento severo a las “muchas faldas” de algunas señoras con estatus políticos relevantes, digamos aquel triunvirato formado por la mencionada además de la inolvidable consorte Martita y la ahora secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, nacida en San Antonio de las Alazanas, Coahuila.

Podemos pensar, al fin, que ciertas momias, como Manuel Bartlett, sean ubicadas en La Habana, al igual que el venezolano Hugo Chávez, para tratamientos médicos con compensaciones políticas de “vanguardia” a cargo de los inamovibles hermanos Castro -nada que ver con el célebre grupo mexicano de vigorosas voces-, quienes instituyeron la moda de las reelecciones interminables y las sucesiones fraternales; sólo les falta inaugurar matriarcados como los tres que han regido Argentina: Evita, Isabelita, Cristinita… y cuantas se acumulen al paso de las próximas décadas ahora cuando las profecías callaron estrepitosamente y no por culpa de la cosmografía maya sino de los torpes intérpretes de los kantunes cuyo estudio merece un repaso.

Sólo falta que resucite el PARM y su leyenda sobre “la nueva era” ya extinta, claro, a pesar de haber sido el primer instituto en lanzar a Cuauhtémoc Cárdenas a estrellato de los candidatos presidenciales en 1987. Y desde entonces la historia fue otra aunque la izquierda no haya sido jamás reconocida ganadora a nivel nacional.

En todo caso, siguiendo esta línea, es preferible postular a Claudio X. González –ya van tres generaciones-, enredado en la trama del lavado de dinero en Nicaragua a manos de supuestos trabajadores de Televisa. Así se dan las complicidades en pleno auge de la moderna aristocracia mexicana… con cara de mujer. Por ejemplo, las hijas, nietas y bisnietas de los ex presidentes conforman hoy una de las pasarelas más envidiables para las revistas “del corazón” que, siguiendo la moda, también buscan refugiarse en la reconquista en estos tiempos críticos para la España de Mariano Rajoy Brey, el franquista para quien la salud de sus gobernados no debe seguir las pautas de la justicia social sino las del dinero… y quienes no lo tengan, sencillamente, que busquen refugio y patrocinadores en el otro mundo.

La derecha, en pleno, resucita a los fantasmas de los peores dictadores. Por esta razón, y no otra, debían cesar los gobiernos panistas que hicieron crecer la corrupción y el nepotismo hasta niveles insospechados; pero, por desgracia, en algunos renglones siguen teniendo vigencia como los representantes del llamado “viejo régimen” que estrenaron no sólo zapatos negros sino una nueva perspectiva, dicen, desde Los Pinos, la heredad arrebatada a Chapultepec para seguridad de los mandatarios exaltados como mandantes.

Durante 2012, en fin, algunas de las principales parodias tuvieron como protagonistas principales a los pretendientes a la Presidencia de diversos partidos. Por supuesto, no nos referimos al pobre Gabriel Quadri, comprado por unas cuantas migajas para representar el papel de aspirante envuelto en el papel celofán de la “maestra guerrera”. De él lo único rescatable fue aquella mirada, rebosante de lascivia, a la muy famosa edecán del Instituto Federal Electoral durante el insulso debate entre los aspirantes; lo demás todo fue hacerle el juego a la dirigente del gremio magisterial que seguramente, como las cucarachas, sobreviviría al desastre apocalíptico aunque se diera de baja a doña Elba.

 

Y no es ofensivo, créanme, sino sólo un diagnóstico sobre la repulsiva actitud de los integrantes del SNTE que están entre la espada y la pared –el acero presidencial y la mirada acerina de la “maestra” quien pierde sus dotes milagrosos al ritmo de los “nuevos” tiempos no afines a ella y sus insondables pensamientos-, dispuestos a ser lacayos de por vida con tal de no ser ajenos a las prebendas por recibir. ¡De qué tamaño serán éstas para poner en subasta la honra, la dignidad y hasta la mesura!

Alguna vez subrayé que me resultaba difícil de digerir el hecho de que miles de maestros, extendidos por la República, se dieran la condición de formadores de la juventud y, al mismo tiempo, se prestaran a cohabitar con los fraudes electorales más escandalosos, lo mismo bajo la hegemonía priísta que durante los doce años de vigencia de los jinetes del Apocalipsis mexicano, Vicente y felipe –éste con minúscula, por favor-, sustitutos de la peste, el cólera, la guerra y la muerte. Más de cien mil muertes –de acuerdo a las organizaciones no gubernamentales europeas- pusieron el sello al sexenio de la violencia… luego del cataclismo demagógico de los Fox, vistos como cogobierno de facto, cuyo cauce fue la caída de la democracia para asegurar el continuismo, antítesis del cambio prometido, en aras de una estabilidad hecha añicos precisamente por quienes, al postularse para un cargo que no sabían ni podían desempeñar –la presidencia-, engañaron a millones de electores mexicanos, algunos de los cuales siguen defendiendo el proyecto de sendos personajes que jamás fue dado a conocer. Una enorme confabulación contra toda concepción lógica.

No fue parodia la sangre derramada a través de 2012 –un verdadero calvario cercano al inframundo-, sino escarnecedora realidad. Sobre todo porque el mal no cesa y las víctimas siguen multiplicándose en tanto se aplica el nuevo plan de seguridad, una de las garantes del llamado “Acuerdo por México” con todo y la rutilante reforma educativa que al contemplar el censo y la evaluación de los maestros –nada más razonable si pretendemos construir un andamiaje superior para las nuevas generaciones-, saltó como un chapulín –de esos que son entraña de las heredades de Chapultepec con todo y la residencia oficial-, herido en su amor propio. Porque ella –y el machismo bíblico lo impidió- debió ser vista como una amazona del Apocalipsis: la ignorancia o la incultura. Pero, como sabemos, la “moderna” Iglesia, anclada por el Papa Ratzinger, no admite mujeres ni para la celebración de los cultos… menos sobre los jamelgos de la visión fantasmagórica de San Juan -¿o sería éste una mujer, tal y como la pintó Leonardo?

El hecho es que vamos llegando al fin de 2012 y seguimos trabajando, escribiendo y viviendo. No sabemos cuanta cuerda nos queda pero el mundo sigue en marcha.

La Anécdota
Suelen los dichos populares conllevar una enseñanza con sabiduría bastante que surge de la experiencia. Así, por ejemplo, no fueron pocos quienes corrieron hacia Yucatán en estos días recientes, entre el anunciado final del mundo y el día de los santos inocentes, para esconderse de cualquier posible catástrofe natural… aunque la cercanía con el mar podría ser un factor contrario para la supervivencia de la península maya.

Suele decirse:
–Si todo se acaba… ¡Vámonos pa´Mérida!
Y la sentencia tiene una razón de ser: La consistencia caliza de la región es como un aislante para las ondas nucleares en caso de desatarse una guerra con estas características, la tercera y última conflagración mundial con la que juegan quienes se sienten dueños de las vidas ajenas.

¡Ay, Mérida, tan lejos del centro neurálgico del país y tan cerca de las leyendas! Quizá por eso es única.

loretdemola.rafael@yahoo.com