Lunes 24 de enero de 2022, Cd. Victoria, Tamaulipas

Senadores discuten Reforma Laboral. EPN, Pemex y el capital privado

A partir de hoy, los miembros de la Cámara de Senadores tendrán 15 días para analizar, dictaminar y discutir la controvertida iniciativa “preferente” de reforma laboral que el presidente Felipe Calderón envió a San Lázaro y que los diputados del PRI, PVEM y Nueva Alianza aprobaron tras rechazar el capítulo de transparencia y democracia sindical que ahora el PAN, el PRD y los partidos de izquierda pugnan por reinsertar de nuevo para acabar con los privilegios de los líderes de centrales y sindicatos que se han perpetuado y enriquecido impunemente en sus cargos.

Habrá que ver, sin embargo, si los senadores del sol azteca que coordina Luis Miguel Barbosa mantienen su decisión de ir con los de Acción Nacional, PT y Movimiento Ciudadano o si a última hora desistan, cuando se percaten bien a bien que de reincorporar esa propuesta del Ejecutivo Federal para que los dirigentes sindicales revelen el uso y destino de las cuotas de los trabajadores y éstos tengan derecho a elegirlos democráticamente por voto libre, directo y secreto y no con procesos amañados que de antemano les garanticen eternizarse en los mandos de sus organizaciones.

Y es que si bien los senadores que se han pronunciado a favor de modificar la minuta aprobada por los diputados, que en su momento no se atrevieron a afectar los intereses de los líderes, el acuerdo de panistas y perredistas llegaría no solamente a los de centrales consideradas “oficiales”, como la CTM, la CROC, la CROM, el SNTE y el Sindicato Petrolero, que militan en el Congreso del Trabajo, en los que Joaquín Gamboa Pascoe y los senadores Carlos Aceves del Olmo y Armando Neyra, así como el colega de éstos, Isaías González y otros como Rodolfo González Guzmán, Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps  llevan años y años al frente de ellos, sino también alcanzarían a los de Telefonistas, Electricistas, Tranviarios y STUNAM, afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores, en los que dirigentes como Francisco Hernández Juárez y Agustín Rodríguez, suman décadas y Martín Esparza acumula lustros y lustros, aun sin Compañía de Luz y Fuerza del Centro, desaparecida en este sexenio por decreto del presidente Calderón.

Hasta ahora, luego de que la semana pasada hubo un desfile de empresarios, abogados, líderes obreros y la presencia de la secretaria del Trabajo, Rosalinda Vélez ante la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Alta, que preside Ernesto Gándara Camou, los senadores del PAN y PRD han reiterado que se mantendrán en su posición de insistir en que se incluya en el dictamen de reforma laboral la transparencia y democracia sindical para poner fin a los privilegios de quienes se mantienen en los mandos de centrales y sindicatos, “oficiales”, autónomos o independientes.

Habrá que ver si llegado el momento de reinsertar en el dictamen senatorial la propuesta calderonista que los diputados excluyeron, los perredistas se pronuncian en el mismo sentido y votan para que además de los Gamboas Pascoes, Aceves, Neyras, González, Gordillos y Deschamps, también se transparente el manejo de cuotas sindicales y haya elecciones democráticas en los sindicatos de telefonistas, electricistas, tranviarios y universitarios.
Sabedores de ello, por eso seguramente el presidente del PAN, Gustavo Madero y el coordinador del grupo parlamentario de ese partido en el Senado, Ernesto Cordero, han coincidido en que esperan que los senadores del sol azteca y del PT y Movimiento Ciudadano, “no se rajen a última hora” y decidan finalmente no ir junto con los del blanquiazul para que a “sus” líderes sindicales no se les toque.

Si las cosas llegaran a seguir como hasta ahora y panistas y perredistas se mantienen en su posición, la minuta aprobada por los diputados sería modificada, por lo que tendría que ser devuelta a San Lázaro.

De lo contrario, como lo votaron priístas, pevemistas y panalistas en la Cámara Baja, este mismo mes habría reforma laboral, con la regulación de la subcontratación, outsourcing; pago por hora; despidos a juicio de los patrones, sin respeto a antigüedad, ni derecho a indemnizaciones, ni tampoco las prestaciones de las que hasta ahora han disfrutado los trabajadores sindicalizados.

Estos 15 días, pues, serán decisivos para esa iniciativa “preferente”, que el presidente Calderón decidió enviar al Congreso de la Unión cuando está por concluir su mandato.

De esto y de aquello…

Si había aun alguna duda sobre la determinación del Presidente Electo, Enrique Peña Nieto, de abrir Pemex al capital privado, nacional y transnacional, que ya había expuesto en su visita a Brasil, quedó despejada en lo que hace a Alemania y España, en donde habló de ella con absoluta certeza… En la nación sudamericana, el mexiquense dijo que, como Petrobras, la paraestatal mexicana debe contar con aportación privada para ser competitiva, lo que volvió a ser tema en España en donde, de paso, Peña Nieto avaló la construcción de dos “floteles” en astilleros de Galicia… Después de reunirse con el presidente de España, Mariano Rajoy, el próximo Presidente de la República estará en Francia en donde sostendrá un encuentro con el mandatario galo Francois Hollande… Los trabajadores del Seguro Social eligieron ayer al doctor Manuel Vallejo Barragán como su nuevo secretario general en sustitución de Valdemar Gutiérrez Fragoso, quien se vio obligado a dejar el cargo, tras el infarto que sufriera… Esta elección tuvo una inmediata reacción: conjurar la huelga a la que se había emplazado a la institución para mañana martes, al aceptarse un incremento del cuatro por ciento directo al salario y uno por ciento en prestaciones… Vaya con esa mezcolanza de políticos de derecha e izquierda con la pretensión de crear otro partido político, como si no sobraran los que ya hay: Manuel Espino, ex presidente del PAN; los medio hermanos René Arce y Víctor Hugo Círigo y Ramón Sosamontes, buscan formar el que se llamará Partido de la Concertación Mexicana… La reacción de la dirigencia nacional blanquiazul contra Espino fue inmediata, tildándolo de “traidor y despreciable”… Como se recuerda, el ex presidente panista y los medio hermanos se unieron a la campaña del priista Enrique Peña Nieto, pero como tal vez no recibieron lo que esperaban, optaron por la retirada, convencidos de que no tendrán cabida en “lo que vendrá”.

www.pulsopolitico.com.mx
fcardenas@pulsopolitico.com.mx
@MXPulsoPolitico

http://www.facebook.com/PulsoPolitico