Con lágrimas, 300 desalojados piden ayuda al gobierno del Estado

Nota Tamaulipas | Enrique Jonguitud |  Con lágrimas familias que fueron desalojadas de la colonia Nuevo Renacer reclamaron ayuda al gobierno del Estado, luego de alrededor de 300 personas se quedaron sin sus improvisadas casas donde vivían desde hace tres años.

Los afectados invadieron un terreno particular y tras un juicio perdieron la demanda con la propietaria, por lo que un juez ordenó el desalojo, echándolos a la calle.

Sin un lugar donde quedarse, ahora culpan a un gestor social de nombre Julián Murillo de haberlos engañado al venderlos los lotes, por lo que ahora están sin casa y sin dinero.

Los afectados exigen un castigo contra Murillo y que se les dote de un terreno para que puedan ser reubicados.

“Ya no hay nada, todas las pertenencias y las casas la quemaron, los agentes ministeriales que nos desalojaron  no nos dejaron sacar láminas ni nada”, dijo una de las afectadas llorando.

Dijeron que al menos pagaron 8 mil pesos por lote al falso gestor social, quien aseguraba que los terrenos eran de su propiedad.

Después cuando ellos acudieron a pedir el beneficio de tinacos al ayuntamiento de Victoria, se dieron cuenta que la colonia no estaba registrada.

Ahora, engañados, sin pertenencias y sin donde vivir, se concentraron frente a palacio de Gobierno para clamar por ayuda.