Heladas “fulmina” al sector agropecuario, ocasiona pérdidas económicas

Nota Tamaulipas | Jose Luis Avila | Crece alarma en el sector agropecuario ante el registro de las intensas bajas temperaturas pues ello habrá de ocasionar perdidas en las recientes siembras de sorgo en la parte norte del estado, daños en la citricultura y posibles bajas en los diferentes hatos ganaderos por la mala alimentación ante la falta de pastizales.

En el primero de los casos fue Ángel Lara Martínez, secretario de organización en la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos quien menciono sobre la preocupación que se ha presentado entre los productores de granos, pues al menos son arriba de las 300 mil hectáreas sembradas  las que estarían en peligro de perderse por las heladas, y más porque apenas están naciendo las plantas.

Y señalo que serían las regiones de San Fernando, Valle Hermoso, Matamoros, Rio Bravo y Reynosa, por decir un ejemplo de las zonas las que estarían en riesgo de perderse sus recientes siembras, por ser las partes donde de momento se lleva el programa de siembras de actual ciclo agrícola.

Mientras tanto Mario Cesar Rodríguez Martínez, dirigente de la Unión de Citricultores “Emiliano Zapata”, en el centro del estado argumento que evidentemente con el registro de agua nieve en toda la región citrícola de esta zona habrá de terminar con la poca producción que les quedaba.

Pues se debe recordar, dijo, que las pasadas heladas del mes de diciembre les afecto hasta en un poco más del 50 por ciento de la fruta en árbol, pues el hielo las quemo y todo ello origino la pérdida de calidad en la naranja, y los obligo a vender el producto a precios muy por debajo de los normal, pero este reciente siniestro termino con lo poco que les quedaba.

Con relación al sector pecuario, Alejandro Pérez Gutiérrez, representante de la Unión Ganadera Ejidal adherida a la Confederación Nacional Campesina-CNC- menciono la posible baja de animales, pues han tenido una mala alimentación por la falta de pastizales y de agua producto del fuerte estiaje que se ha venido dando.

Aunque de momento no se podría cuantificar la cifra de estas bajas en definitiva este fenómeno gélido afectara, pues aparte de este siniestro la falta de apoyos y subsidios para la adquisición de insumos nunca se dio a través, de las autoridades federales, por ello el ganado se encuentra débil y bajo de peso y se podría enfermar fácilmente ocasionando pérdidas económicas.