ISSSTE y otras dependencias federales están llenos de sindicatos corruptos y mañosos

Nota Tamaulipas |

El presidente de la Asociación Nacional de Derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ANDEISSSTE), Venancio Morales Zúñiga dijo que ya es tiempo de construir nuevos sindicatos y de defender a las instituciones; recuperarlas y que  realmente sirvan para el fin con el que fueron creadas.

    Sin embargo, y por enésima ocasión, el líder nacional señaló que todavía hay autoridades en las entidades que no permiten que se implemente la Cuarta Transformación del gobierno federal y hacen todo lo posible por mantener los privilegios, negocios y beneficios de los que ilegalmente han gozado durante décadas.

    Es el caso del sindicato del ISSSTE en Tamaulipas, donde la directora de la clínica de medicina familiar Daisy Janina Antas Palomo denunció que la delegada sindical prácticamente quiere imponer su voluntad en este centro de trabajo; incluso el comité de jubilados y pensionados colocó una manta en apoyo a la funcionaria,  reprobando el acoso y hostigamiento que Florinda Hernández, representante sindical, realiza.

    Detrás de ese conflicto, según el dirigente nacional del ANDEISSSTE hay gente desesperada porque ve amenazados sus privilegios; es toda una mafia que se ha apoderado de las instituciones federales en la que muchos sindicatos aún son amos y señores de las dependencias como el ISSSTE, donde por cierto sigue reinando la falta y robo de medicamentos, persiste el déficit de personal, además de que la capacidad de atención ya fue rebasada desde hace tiempo.

    “Es la mafia en todos los niveles; sí  hay gente honesta todavía en el sindicato, gente  que se la parte  por el derechohabiente,  por la infraestructura; gente  que quieren al instituto pero hay otros  que quieren destruirlo y es la gente desesperada porque está perdiendo privilegios, ya es tiempo de que esto cambie,  los médicos,  los administrativos también deben cambiar porque  no se puede seguir simulando ni  mintiendo”.

      Y subrayó: “el Estado quiere un sindicato debilitado y en el ISSSTE pasan muchas cosas; por ejemplo,  vemos que el sindicato se ha apropiado de obras de infraestructura del propio instituto ellos proponen a sus constructoras creo yo con su respectiva mochada y proponen a todos los constructores y les permiten ciertas perversiones del propio recurso”, expuso.

      Concluyó diciendo que el llamado a los trabajadores es a buscar la legalidad y la democratización de las organizaciones sindicales

    “El ISSSTE o en la SEP,  requiere sindicatos fuertes, representativos, plurales, sindicatos no mañosos ni mafiosos; requerimos un nuevo sindicalismo en este país un sindicato que construya,  que proponga y que se comprometa con su materia de trabajo;  ese es el tipo de dirigente que queremos, esos mañosos que solo piensan en enriquecerse deben salir y ser investigados no es posible que un  Alfonso Cepeda por ejemplo sea dueño de hoteles,  farmacias, distribuidoras de medicamentos, clínicas”.